El síndrome del hombro Congelado

El síndrome del hombro Congelado

Capsulitis adhesiva

¿Qué es el hombro congelado?

El síndrome del hombro congelado o también conocido como capsulitis adhesiva es una patología que afecta a la articulación del hombro y que se caracteriza por dolor y rigidez, y que con el paso del tiempo puede provocar una limitación funcional de los movimientos activos y pasivos del hombro. En la mayoría de los casos es una enfermedad auto limitada, pero puede persistir años e incluso no solventarse completamente.

Epidemiología de la capsulitis adhesiva de hombro

Diversos estudios muestran una prevalencia del 7 al 20% en adultos, y su incidencia en la población general se encuentra entre el 2 y el 5%, siendo más frecuente en mujeres entre los 40 y 60 años. Incluso, entre el 20 y el 30% de los pacientes con capsulitis de hombro acaban desarrollando el mismo proceso en el hombro contralateral, siendo más raro que ocurra en el mismo hombro dos veces.

capsulitis retractil

Etiología de la capsulitis hombro

La etiología no está muy clara. La anatomía patológica muestra que existe inflamación sinovial, hipertrofia de la cápsula articular y desarrollo de estructuras fibrosas. Además, se establece una subclasificación de la capsulitis adhesiva hombro, dividiéndose en primaria y secundaria. La primaria está causada por un proceso idiopático; la secundaria por otros procesos si conocidos, como calcificaciones o patología del manguito rotador. Sin embargo, sí que existen diferentes factores de riesgo que pueden favorecer el desarrollo de esta patología, por ejemplo: diabetes, hipotiroidismo, enfermedades cardiovasculares, cirugía de hombro…

Diagnóstico del síndrome del hombro congelado

Para su diagnóstico, nos basaremos principalmente en función de los síntomas, la historia clínica y la exploración física. Además, podemos apoyarnos de pruebas complementarias como la radiografía, la resonancia magnética o la ecografía para descartar otras causas del dolor y la rigidez del hombro.

terapia manual hombro

-Manifestaciones clínicas: generalmente tiene un inicio lento e insidioso, con dolor que genera incapacidad para dormir sobre el hombro afectado, elevación dolorosa e incompleta, y limitación principal de la rotación externa. Podemos distinguir 3 fases:

  1. Fase inicial inflamatoria (2-9 meses): dolor difuso, intenso (más por la noche).
  2. Fase intermedia (4-12 meses): rigidez y limitación del rango articular con disminución del dolor.
  3. Fase de deshielo (30 meses): retorno gradual del rango articular y desaparición del dolor.

Datos importantes a tener en cuenta.

En la historia clínica, los pacientes destacan un dolor progresivo de hombro que no relacionan con ningún evento traumático. Pero a parte de la clínica, cabe destacar dentro de esta patología el factor psicosocial, ya que, al ser un proceso lento, los pacientes no suelen ver una mejoría inmediata y pueden frustrarse, lo que dificulta aún más su recuperación, por lo que es importante no solo trabajar el aspecto clínico, sino también el psicosocial.

Tratamiento de la capsulitis adhesiva de hombro

Aunque en la mayoría de los casos la recuperación de la movilidad del hombro es total, el proceso es muy lento y el tratamiento puede prolongarse entre 6 meses y 2 años.

A veces el hombro congelado se cura por sí solo al cabo de 18-24 meses, sin tratamiento y de forma espontánea. Sin embargo, muchos pacientes no terminan de recuperar el rango articular completo o pueden tardar mucho tiempo en hacerlo.

Los ejercicios realizados por el fisioterapeuta deben complementarse con ejercicios en casa para estirar la cápsula articular con ejercicios de rotación interna y externa, flexión y abducción, con el objetivo de bajar la inflamación y reducir las adherencias. Sin embargo, hay pacientes que no toleran bien el dolor y los ejercicios, por lo que se puede combinar con analgésico o antiinflamatorios que pueden facilitar la fisioterapia.

En AD fisioterapia, empleamos una combinación de 2 técnicas complementarias: Theragun, un método de percusión que se aplica sobre el músculo para provocar un efecto de relajación, aumentar la vascularización y disminuir la tensión; y por otro lado  InterX, un sistema de neuromodulación inteligente que trabaja directamente sobre el sistema nervioso para disminuir la sintomatología y aumentar el metabolismo en la zona afectada.

Si sufres del síndrome del hombro congelado, no dudes en buscar ayuda de un profesional de la salud ya que es una patología complicada de abordar. Al complicarse puede llegar a ser un calvario ya que puede dejar un brazo completamente inutilizado durante un largo periodo de tiempo. Si tienes alguna duda no dudes en consultarnos .

AD Fisioterapia Valencia. Potencia tu salud, mejora tu vida

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *